El empeño de lo cotidiano/ Gaur egunean

Con algunos poemas afortunados

podemos hacer la noche

(No es un consuelo es una provocación)

pasa el tiempo, y dentro de casa

en la clandestinidad

suceden brotes de ternura como este

Zorioneko poema batzuekin

gaua egin dezakegu

(Ez da kontsolamendua, probokazioa da)

denbora pasatzen da eta etxe barruan

lurpean

Maitasun samurrak gertatzen dira horrela