LA RED

Actualizado: may 26


¿Cómo se compone la Red? ¿Cuál es su función principal? ¿Cómo tendría que estar compuesta?

Su composición es un caballo de Troya



CONSIDERACIONES SOBRE LA RDR


Sin duda, en un mundo tendiente a su destrucción, en una sociedad aferrada aún a la ilusión liberal del desarrollismo y la razón instrumental, donde la enorme cantidad de violencias sistémicas y el avance tecnológico dirigido fundamentalmente a formas de acumulación; la concreción de redes de resistencias es un tema urgente en los debates de la academia, una academia comprometida con la sociedad actual y la crisis que vivimos, en aras de cambiarlo todo

El área de eventos especiales del campus Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana, con los aportes de la trayectoria profesional del director de teatro Ángel Hernández, hoy presenta algunas consideraciones acerca de la Red de Resistencias que, entre otros proyectos fueron impulsados por el área.


La Red de Resistencias tenía el objetivo de crear un circuito de cooperación como Frente activo de apoyo y acompañamiento entre artistas, investigadores y activistas frente a la dominación, opresión y explotación ambientales y humanas.


Red que de manera casi fortuita debido al tipo y características de la diversidad de geografías donde realizan sus trabajos los participantes de esta Red (originarios de lo que hoy se conoce como Alemania, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Palestina y Polonia), posibilita la indagación acerca de problemáticas epistemológicas relacionados con el arte, y las ciencias sociales.


¿Cómo acotar la ruptura del tejido social generada por las guerras no declaradas contra los pueblos y restaurar cuidadosamente los coloridos hilos que expresan la belleza de su diversidad? ¿Cómo crecer subjetividades que fortalezcan los gritos de negación al capitalismo de muerte y ensanchen prácticas por la defensa de la vida?


La calidad artística, ética y estética expresada en los trabajos de los jóvenes profesionistas invitados tanto a conformar la parte inicial de la red como los participantes en las dos estancias llevadas a cabo en el Encinal, espacio prometedor para el despliegue de la actividad creativa de las diversas expresiones artísticas; tuvo como resultado el inicio de este circuito de cooperación que aún no tiene nombre y quizás no lo tenga, o sea solo una imagen o un código que exprese lo que la colectividad acuerde.


Para Paul Willis (2011), Los significados de bienes y deseos en el contexto electrónico de hoy, circulan mucho más aprisa que los antiguos, los referentes de articulación de identidades eran el trabajo, el vecindario, la familia, y hoy son los medios de comunicación los gustos, la soledad y los círculos más cercanos, presenciales o virtuales. Para el autor, se han multiplicado los significantes que el los nombra flotantes y los considera tendientes a imposibilitar una auténtica comunicación.


Este tipo de aportes teóricos en el ámbito sociocultural, nos acercan a comprender mejor lo que vivimos. La sensibilidad y la creatividad que han caracterizado la actividad artística nos recuerda su relevancia en la producción cultural y nos sugiere un quehacer comprometido e interdisciplinario que posibilite la reproducción de otro mundo, otro relacionamiento social que se aferre a la vida sin procesos fetichistas.


John Holloway (2012-2021), a partir de la dialéctica negativa, considera que la contradicción entre trabajo concreto y la abstracción del trabajo en el proceso de valorización, genera múltiples tensiones que nos colocan a todos los de abajo como clase, porque también de múltiples formas resistimos cotidianamente y generamos las crisis del capitalismo. Empero, resalta la urgencia de que todas, todos, todoas, nos asumamos como sujetos, como actores o como no queramos llamar para fortalecer la capacidad teórica y práctica en la lucha diaria en-contra-y-más-allá del capital.

Holloway insiste en la importancia de los procesos anti-identitarios que posibilitan el hacer de traspase que emerge del grito, de la negación ¡No! No quiero ser explotado, explotada, no quiero que me maten, que me desaparezcan, no quiero ser narcomenudista, ni migrante pululando entre la muerte, no quiero ser un manglar destrozado, un río envenenado, un pez en el petróleo, no quiero ser estudiante que sirva para la dominación y la reproducción del extractivismo que conlleva a la muerte de las diversas formas de vida, no quiero ser víctima.


En este sentido, el movimiento feminista chileno y la capacidad creativa de síntesis de la colectiva “Las tesis” con la canción el violador eres tú, le da un giro radical a la lucha de las mujeres, lo que interpreto como giro antiidentitario y como el desplazamiento de víctima, y del proceso de estigmatización.


Durante el mes de septiembre las mujeres zapatistas convocan al Segundo Encuentro Internacional de mujeres que luchan a realizarse los días 26, 27, 28 y 29 de diciembre en el Caracol de Morelia. Transcribo uno de los párrafos de la convocatoria: “Fíjate compañera, cómo están las cosas que, para poder estar vivas, tenemos que hacer otro mundo. Hasta eso ha llegado el sistema, que sólo podemos vivir si lo matamos de una vez. No arreglarlo un poco, o ponerle buena cara, pedirle que se porte bien, que no sea tan malo, que no se pase. No, destruirlo, matarlo, desaparecerlo, que no quede nada, ni cenizas. Así lo vemos nosotras, compañera y hermana, que es el sistema o nosotras. Así lo puso el sistema, no nosotras como mujeres que somos”. (Enlace zapatista, 2019). A estos encuentros han llegado más de 5 mil mujeres con todo lo que implica los traslados de lejanas geografías.


Podemos apreciar que los haceres, las movilizaciones y la metateoría que se articula al interior de la lucha de las mujeres, ha adquirido una potencia transformadora que da gozo.


Otros exponentes de la teoría crítica debaten acerca de cómo las relaciones sociales subsumen a la libertad de la población. Empero, hay matices entre l@s autores, acerca de las posibilidades transformadoras, así, Adorno concibe a la dialéctica de la razón como producto del período de La Ilustración donde los revolucionarios, aunque lucharon contra el feudalismo, luego reproducirían los mecanismos sociales de dominación produciendo una vida dañada, mutilada. Empero con la dialéctica negativa se encarga de rastrear esos pequeños risomas que permitieron el reconocimiento del otro, después de los campos de concentración.

Marcuse considera a la memoria como potencialidad y abraza a la libertad de soñar despierto, a las anticipaciones y repeticiones de las que escribió Bloch, considerándolas siempre presentes, entre tanto, Recoeur (2004), propone que al método husserliano acerca de la memoria a partir de las preguntas: ¿qué hay de recuerdo? y ¿de quién es el recuerdo? hay que incorporar una pregunta intermedia el ¿qué?, posibilitará el tránsito del recuerdo, la reminicencia, a la memoria reflexiva.


La presente exposición está basada en algunos temas que hemos abstraído de la presentación de los artistas que integran la Red de Resistencias, tales como: los hechos fetichizados, la violencia contra las mujeres, los desplazamientos forzados,

carencias, pérdidas, guerras, rupturas, problemáticas socioambientales, imágenes del tiempo, resignificación de espacios, la memoria.


Concluyo con la siguiente reflexión:

La práctica de múltiples violencias capitales en la crisis actual despliega sus daños a capas de la población cada vez más grandes. Haciendo de la banalidad de la vida una función pedagógica


Es cierto que el temor de que se repitan hechos tan traumatizantes no desaparece sencillamente, es cierto que continuará provocando tropiezos y recaídas en “hoyos negros” según la narrativa de los sujetos. La oscuridad transita por momentos llenos de sombras, pero éstas son desplazadas intermitentemente y tienden a romperse. (Vera Smith, 2021).


La idea de Redes de Resistencias es que posibiliten comunizar, que comunicemos, que fortalezcamos el nosotros.


Ana María Vera Smith, CDMX, mayo de 2021.


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo